Bastones de montaña (1). Características y consejos


Son los grandes aliados del montañero. Tanto el senderista como el alpinista como el corredor por montaña saben apreciar la inestimable ayuda de los bastones para su progresión, equilibrio y su salud. En esta antropotutorial te enseñamos cuáles son sus partes, sus características y te damos consejos para que sepas elegir los más adecuados a tu actividad y tu bolsillo.


PRINCIPALES FUNCIONES DE LOS BASTONES:

- Ayudar a la impulsión en la marcha.
- Equilibrar la marcha del deportista en las situaciones que lo requiera.
- Descarga muscular y articular, principalmente de la musculatura de la espalda y de las rodillas.
A
PARTES DE UN BASTÓN:

1º: MANGO. Recomendamos que sea de goma, caucho o espuma y no de plástico. Estos primeros materiales se adaptan mejor, sobre todo con los guantes, y se adhieren mejor a la extremidad.
También es importante que el mango sea largo de tal forma que podamos cambiar de altura sin tener que variar la longitud del bastón. Fundamental en terrenos en los que las diferentes pendientes nos lo exigen.

2º: DRAGONERA: Debe de ser ergonómica, regulable y, recomendable, extraíble. Esta última cualidad es interesante en situaciones que requieren caminar sin la dragonera puesta y ya la hemos regulado a nuestra muñeca.


3º: TUBO o cuerpo principal del bastón: Extensible para poder afrontar diferentes pendientes y para facilitar el que ea guardado en la mochila (recordad, siempre con las puntas hacia arriba).
Hay dos tipos de cierres, el de cangrejo y el de rosca. La elección de uno u otro es personal. Son más rápidos y cómodos los de cangrejo. Ambos son eficaces. Quizás con el tiempo ambos pierdan capacidad de presión... Nada dura toda la vida.
Hay bastones de 1, 2, 3 y hasta 4 tramos. Los primeros son de esquiar, no recomendables para caminar por montaña. Los últimos de correr por montaña, que merecen una atención a parte. Sabemos que la unión entre tramos es un punto débil del bastón, por lo que uno de dos es más resistente que uno de tres, aunque sobresaldrá más a la hora de guardarlo en la mochila. También es una cuestión personal.

4º: ROSETA: Es el 'aro' de plástico que hay antes de la punta y diferenciamos dos tipos según su diámetro. Las de más diámetros son recomendables para caminar por terrenos blandos, principalmente por nieve. Se hundirán menos y nos facilitarán la marcha sobre este terreno. La de menos diámetro es más recomendable para terrenos más duros como tierra o roca. Será suficiente para impedir que se cuele entre las rocas y `podamos partir la punta o dificultar la marcha.
Por supuesto, las rosetas deben de ser intercambiables.

5º: PUNTAS: Son de metal muy resistente. Deshecha las de punta de flecha, son peligrosas. Deben de ser planas y estriadas para mayor adherencia en el terreno. E intercambiables.


El taco de goma, además de para proteger al prójimo de desafortunados roces, permite una mayor adherencia en cierto tipo de terrenos, el asfalto por ejemplo.

6º: BASTONES ULTRALIGEROS DE CXM: Son más finos y ligeros, seguramente menos resistentes y requieren de una técnica depurada para progresar con ellos corriendo sabiendo hasta dónde se les puede exigir sin quebrarlos.
Suelen ser de 4 tramos y se fijan con un cordino que recorre su interior y se bloquea con un nudo en la parte del mango.


7º: MATERIALES: Suelen ser de aluminios. Recomendamos las relación 70-75 ya que ofrece una excelente ligereza y resistencia. Más ligeros e incluso más resistentes, y más caros, son los de fibra de carbono

CONSEJOS:
- Los bastones también hay que cuidarlos. El mantenimiento básico consiste en desmontarlos periódicamente para limpiarlos de polvo y humedades que a la larga merman la capacidad de bloqueo de cangrejo o rosca, o pudren el elemento hasta inutilizarlo.
- Recuerda, se guardan en la mochila con el taco de goma y las puntas hacia ariba para evitar enganchones en la progresión.

Y los PRECIOS... Pues como todo. Los bastones básicos no tienen la dragonera extraíble, ni los cierres de cangrejo, ni los mangos prolongados ni se les puede cambiar la punta. Evidentemente son de materiales menos livianos y menores resistencias... Si deseas todas estas ventajas puedes multiplicar por lo que quieras la inversión inicial.


¡AYÚDANOS A HACER LAS MONTAÑAS MÁS SEGURAS!

Comentarios