21 julio 2014

Manta térmica... ¿te la vas a dejar porque pesa, porque ocupa?... No seas pavo

La manta térmica o manta de supervivencia siempre debe de formar parte de nuestro equipo de montaña, es un elemento de seguridad fundamental. En esta antropotutorial explicamos varios usos que pueden sacarnos de un apuro: Hipotermia, golpes de calor, insolación, ayuda en la petición de socorro...   Hablamos de 70 gramos, ¿por ese peso te la vas a jugar?
No es ningún capricho el hecho de que este elemento sea de PLATA y ORO. Cada uno de estos 'colores' responde a una necesidad concreta ante el frío, el calor y otros elementos de la naturaleza.
La parte PLATEADA REFLEJA
La parte DORADA ABSORBE
Y basándonos en estos dos principios podremos emplearla para afrontar las situaciones que exponemos a continuación:
1ª Para aumentar la temperatura o combatir una hipotermia. Colocamos la parte plateada en contacto con la persona afectada y le ayudará a conservar su calor corporal


2ª Para disminuir la temperatura causada por un golpe de calor, una insolación, una fiebre, etc. Cubrimos a la persona afectada en contacto con la parte dorada. A la vez que absorbe su calor la parte plateada reflejará la radiación exterior. A modo de toldo y lo más ventilado posible ayudará a disminuir la temperatura.
3ª Como elemento reflectante, para llamar la atención de un medio aéreo en caso de petición de ayuda. Los reflejos de su parte plateada llamarán la atención de los equipos de socorro tanto aéreos como terrestres.

Existen mantas térmicas especialmente diseñadas para vivaquear.
Y ¡atención! las MT's caducan. Revísala periódicamente, pues con el tiempo te puedes encontrar que se ha desprendido de los 'colores' oro y plata y se ha quedado en un plástico transparente que de nada servirá.

PREOCÚPATE EN SABER CÓMO SE EMPLEA CADA ELEMENTO del material, especialmente del botiquín y primeros auxilios. Consulta a tu médico. FÓRMATE. Recibe un curso de primeros auxilios y si ya lo has hecho recíclate periódicamente... Como en cualquiera de las técnicas de montaña, es cuestión de hábitos y procedimientos.


Entradas relacionadas:


¡CONSULTA A TU MÉDICO SIEMPRE!

¡AYÚDANOS A HACER LAS MONTAÑAS MÁS SEGURAS!

No hay comentarios: