Progresión con bastones de montaña (2)


Ponemos en práctica parte de lo que vimos en la anterior antropotutorial. Progresar con bastones de montaña requiere de una técnica que nos ayudará a optimizar nuestros recursos... Avanzaremos mejor, lograremos mayor equilibrio en las situaciones que lo requieran y nuestro cuerpo nos lo agradecerá, evitaremos sobrecargas musculares y articulares.


En primer lugar ajustaremos la longitud de los bastones a nuestra altura. Sobre terreno firme y llano el codo debe quedar en un ángulo ligeramente superior a 90º.


Ajustamos la dragonera en nuestra muñeca y la 'aplastamos' entre la palma de nuestra mano y el mango del bastón.


Llaneo y/o ligero descenso: El bastón actúa de impulsor, nunca se adelantará a nuestros pies salvo que lo que busquemos sea una progresión en equilibrio.


Cuando lo que buscamos es equilibrio por ir cargados, sobre terreno complicado, al vadear un río, etc: Separamos los brazos-bastones y progresamos adelantándolos a nuestra marcha buscando un apoyo firme.


Pendiente en ascenso y firme inestable: Sacamos las manos de las dragoneras ya que en caso de caída el daño puede ser considerable si las tenemos puestas. Adelantamos los bastones a nuestro paso y utilizamos toda la longitud del mango en función de la pendiente.


Pendiente en descenso y firme inestable: Seguimos con las manos fuera de las dragoneras. Adelantamos los bastones en busca de un apoyo firme y avanzamos en modo equilibrio.


Flanqueo en pendiente por ladera herbosa, nevada, etc: Los bastones van a diferentes alturas y utilizamos la longitud del mango según nos convenga buscando el equilibrio.


Bastones en escoba en situación de de pendiente fuerte en descenso: Asimos ambos bastones juntos y nos apoyamos sobre ellos al descender la pendiente.


Braceo simultáneo para avanzar más rápidamente: Técnica empleada en carreras por montaña para progresar más veloz. Apoyamos delante de nosotros ambos bastones a la misma altura y descargamos ligeramente nuestro peso sobre ellos para avanzar.


Igualmente empleamos el braceo simultáneo con fuertes impulsos en pequeños recorridos.


CONSEJOS:
Para trepar y destrepar pliega y guarda los bastones en la mochila con las puntas hacia arriba para evitar enganchones en rocas o vegetación.


No utilicemos los bastones como una extensión de nuestros brazos en caso de querer proporcionar ayuda a un compañero, los bastones se pueden desmontar y provocar un accidente.


Bastones + niños = Peligro... Les gusta jugar a piratas o espadachines (¿Quién no lo ha hecho?) y este gran aliado se puede convertir en un inconveniente.



¡AYÚDANOS A HACER LAS MONTAÑAS MÁS SEGURAS!

Comentarios