Cova Tallada (con Voramar)

Al final el tiempo nos cedió una tregua. Particularmente, sin quererlo y bien recibiendo siempre el agua del cielo, tantos días grises me estaban empezando a minar. Pero la excusión a la Cova Tallada se realizó. Creo que muchos han fallado 'malguiados' por los hombres del tiempo.

Allá que nos fuimos. Corta pero intensa. Con la estupenda vegetación de la costa de la Marina Alta. Con la aventura del destrepe y las linternas dentro de la cueva.

Los nanos flipan. Nosotros también. Y vemos la inscripción de Felipe III, y los pilares de la cavidad desprendidos de buena parte de su esencia que está repartida en Xàvia y Dènia. Y al fondo las pocicas de agua dulce. Y el cafetito con el Mediterráneo tiritando de fondo. Una muy buena jornada.
------------------
Hay que buscar el sur de Dènia. Llegar a Les Rotes y acceder a la senda que lleva a la Torre del Gerro y a la Cova Tallada. Pone 'dificultad alta' para llegar a la cueva. No es para tanto. La primera vez que fui destrepé desde la parte inmediatamente superior de su acceso. En esta ocasión en la calita inmediatamente anterior se llega a la orilla y a pie de mar se caminan unos 30 ó 40 metros hasta la cueva. Desde el principio calculo entre 30 minutos y una hora de caminata, según el personal. En esta ocasión el menos era de 4'5 años de edad, con su grado de pericia bastante elevadito.
Es interesante la reseña que aporta http://deco.alc.upv.es/cuevasalicante/pdf/tallada%20115.pdf