27 febrero 2012

Este homo sapiens que to lo sabe

En esto a lo que me dedico a veces no sabes qué va a pasar las próximas horas. Y, lo que acontece puede ser excepcional, para bien o para mal. Ayer estuve en el incendio de La Torre de Les Maçanes.
Espectacular fue el tamaño de las llamas. Impresionante la columna de humo. Deprimente ver cómo el fuego consume combustible, cómo se nutre de la vegetación y cómo deja muerte a su paso. Afortunadamente ayer la brisa era suave. El viento es otro caballo de muerte en estas ocasiones. Y admirable la pericia de los pilotos de los Air tractor y los helicópteros.
Estos iban y venían de Mutxamel según me dijeron, de donde cargaban agua y retardante. Los helicópteros tardaban menos, se nutrían de una fuente cercana.
TODO EL MUNDO ENTIENDE. TODOS SABEN
Allí, entre la gente, se escucha de todo. Todo el mundo entiende. Y se preguntan por qué no van las brigadas a apagar aquel trozo de allí; y por qué el avión no echa el agua allá; y qué hacen que no se meten por la pista del Tío Perico para llegar hasta...
Y allá abajo, en el fondo del barranco, unos tipos vestidos de rojo y amarillo arrastran unas mangueras y orientan el agua donde consideran, y no donde dice el tipo este que tengo al lado. Y los señores de rojo y amarillo llevan un casco y un mono que no es el último grito en lino fresquito. Y el calor a lo mejor un día los mata. Y el humo a lo mejor un día les deja los pulmones como salen en las fotos de los paquetes de tabaco. Y aquí, a medio quilómetro, al solete, sobre un bancal rodeado de preciosos almendros en flor todos a mi alrededor especulan.
CAUSAS... PROBABLEMENTE ESTE HOMO SAPIENS QUE TODO LO SABE. PERO SÓLO PROBABLEMENTE
A estas horas aún está activo, controlado pero no extinguido este incendio que se declaró ayer sobre la una del medio día. Las causas... No vamos a especular, pero además de saber dónde hay que orientar las mangueras alguien apunta que en una de las fincas quizás han quemado los restos de la poda y se les ha ido el asunto de las manos. Hay que añadir que la pinada está muy tupida, el suelo llenito de aliagas y monte bajo. El hambre y las ganas de comer.
Un paisaje diferente después del fuego:

En esta ocasión no creo que vaya a visitar la zona, pero recuerdo cuando lo hice tras el funesto incendio en el Puig Campana en enero de 2009 con Pedro. Desolador. Todos, TODOS, deberían de pasear por un territorio así para comprender en qué consiste la destrucción.

Lo siento por los conejos, por los jabalís, por los pinos y los romeros. Lo siento por los vecinos del paraje del Barranc de L'Horta... Sit tibi terra levis.
--------------
Así lo ve el INFORMACIÓN.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste visita a la montaña sin duda. Que pocas sean de este tipo.
MICHEL

AtalantasWeb dijo...

Para los que consideramos estos parajes como una segunda piel, nos duelen estos hechos como si... como si nos quemaran la piel. :-(

Hortensia dijo...

Sin duda por descuidos como este quemamos la piel del planeta,y la nuestra, y otros se la juegan, por no pensar en las consecuencias de tanta vanidad. Cuándo aprenderemos

Anónimo dijo...

Espero que en un futuro, nuestro deporte siga llamandose trail y que no empiece con la palabra desert.

Elias

raul vicedo dijo...

Ese día andabamos por el Rentonar y desde la cumbre de Plans fui quien dió el aviso del incendio, ya que por lo ancho de la columna parecía una quema descontrolada. En 14 minutos estaba allí el helicóptero.