Corto pero intenso... Muy intenso


Es el salto elástico, que también tiene su nombrecito guirufo, el bumpee jumping, que tuve la ocasión de probar el pasado lunes con la empresa Outdoor, con el Rizos...
Este es el vidiet de la movida Salto elastico, 3 segundos, cortos pero intensos from Jaime Escolano on Vimeo.
Una gran sensación de seguridad. Escuchas las explicaciones y vas adquiriendo confianza en el sistema, en quienes lo montan. Si no es así no vas a ningún lado, es una actividad en la que lo único que controlas es tu mente, el momento de la decisión es tuyo, nada más.
En esta ocasión veo mi cara al final del vídeo y lo entiendo todo...

Y ¡cómo han cambiado las cosas!. Esta foto es de 1986. Reconozco a Pepe, a Pedro el bombero y a su chica... Hace 26 años el puenting se hacía en lugares contados y el emplazamiento por excelencia, sin duda, el Pas del Mascarat. Dos puentes. Uno donde atar las cuerdas y el otro desde donde saltar.
Una pandilla del Centro Excursionista de Alicante abordamos la zona un domingo por la tarde.
3 cuerdas dinámicas amarradas a uno de los puentes. La prueba fue una mochila llena de piedras que hizo las veces de conejillo y a sortear el turno de salto. Todos queríamos ser los primeros.
Empezó Pepe y le seguí yo. Después Pedro.
Aquello fue una sensación agotadora. Recuerdo el vuelo. Ver cómo las rocas del fondo del barranco se me echaban encima... O yo encima de ellas. Una sensación de vuelo en picado con incertidumbre añadida. Después un tirón, leve tirón, chicleo y balanceo hasta quedar parado y suspendido en el aire.
En España era incipiente eso del deporte de aventura. Se escalaba, se hacía espeleo, alpinismo...
Años más tarde tuve la oportunidad de hacer benji en el mismo lugar. Ya empezamos con los anglicismos.

Comentarios

  1. !!!!! Para los que no temen despeinarse.

    ResponderEliminar
  2. Vaya par...!!, hay que tenerlos bien puestos para hacer eso.

    Elías

    ResponderEliminar

Publicar un comentario