30 diciembre 2016

Amebas: Infección aguda y ¡FULMINANTE!


Ese del primer plano de la foto soy yo, y el de detrás es mi amigo Michel. Es médico y es un cabrón.
-Oye jaime.
-Dime rey.
-¿Sabes que en el agua de estos sitios hay unos bichitos que se llaman amebas?
Y le faltó añadir: "Que son unos cabrones, como yo?".
-¿Sí, peores que los cocodrilos?
-Hombre, en un momento dado podrían serlo.
-¿Y qué pasa con esos bichitos?
-Son pequeñísimos, microscópicos, y viven en estos ambientes así acuáticos. Y pueden producirnos infecciones.
Es mi amigo y me habla así de dulcemente porque soy de letras y no se puede meter en berenjenales científicos muy complicados.
En realidad lo que su retorcido cerebro quería decir era que se trata de, según el Atlas de Parasitología Humana del, no presumiblemente menos c... Dr. Lawrence R. Ash, PhD, profesor emérito de enfermedades infecciosas y tropicales (pág 68)...  trofozoítos ameboides y ameboflagelados que se encuentran en estanques, lagos, depósitos temporarios de agua dulce y piscinas... Y añade el texto: Hay muchos tipos de amebas pero sólo los trofozoítos abemoides afectan al ser humano.
Excelente escenario. ¡Qué grandeza, qué magnánimo!... Claro, lo jodido es lo que n o se ve.
Uno lleva unos cuantos años metiéndose por rincones maravillosos. Buscando escenarios que le satisfagan animosamente, que le ayuden a ser feliz. Y con los años mejora su técnica y su concepto de la seguridad. Pero creo que para este tipo de peligros, para estos enemigos invisibles no se está lo suficientemente preparado.


Procuro prestar atención al paisaje. Es fascinante ver cómo el agua ha tallado la roca. Le vegetación fabulosamente adaptada a este medio... Y lo que no vemos, esos microscópicos seres que están ahí, que tu querido amigo se ha encargado de recordarte que sí, que están ahí y afectan al ser humano.
-Michel, tío, que empiezo a ver bichos de esos de los cojones por todas partes. ¡Eres un cabrón!
-Chei, que no pasa nada...
-Hombre -prosigue mi amigo- no es muy común que se den casos de estos, pero puede ser. Estos bichos se meten por la nariz y llegan hasta la cabeza.
Cuando lo que ciertamente quería decir, el cabrón, es, de nuevo según el Atlas del doctor Lawrence, Las amebas penetran en la mucosa nasofaríngea, migran a lo largo del nervio olfatorio e invaden el cerebro a través de la placa cribiforme.

Cabrones si se los considera bichos, cabronas si amebas. Igual me tiene. Un@s hij@s de put@
Bueno, lo de la placa cribiforme sí me lo explicó. Es una membrana que está entre la napia y el coco, como un filtrillo por el que pasan los olores... Cabrón, y las amebas, jodido. ¡Las amebas también pasan, míralo, lo dice el Dr. Lawrence en su bíblia!
-Macho, me estás jodiendo el barranco. No sé si me sentiría más seguro rodeado de cocodrilos. ¿Y qué pasa cuando llegan al cerebro las putas amebas estas?
-Hombre, básicamente producen una infección y tal.
Cago en sus muelas... ¡Una infección! Cuando en realidad lo que tenía en su cpu era lo siguiente, también muy claramente explicado en el libro de Lauri: La infección es aguda y fulminante y el paciente fallece de 1 a 2 semanas después de la exposición.
Ahora sí, mi amigo me acababa de joder el barranco. Ya sólo veía bichos de estos por todas partes...


...Gigantes, largos, hidrodinámicos, buscando mis orificios nasales para llegar a mi caja de cultura.
-Vale Michel, no será para tanto, te estás quedando conmigo.
-Bueno, eso se detecta y se trata, como todo.
Qué buena gente el cabrón este. Lo que realmente quería decir era, para mi tranquilidad, por supuesto, que El diagnóstico de la enfermedad antes de la muerte suele ser dificultoso. Es esencial detectarlo cuanto antes porque suele ser fulminante. Con frecuencia la infección tiene un curso tan rápido que el paciente fallece antes de hacer el diagnóstico rápido.
-Claro, gracias amigo. Palmas y casi ni te enteras de quién es la culpa. Dos semanas de sufrimiento lento. Mejor que los tres o cuatro meses que tardaría en digerirme una boa constrictor de esas de los pantanos de por ahí.
Pero hurgando en las entrañas de la enciclopedia de Lauri logré quedarme más tranquilo, descubrí que el ser humano adquiere la infección en los meses de verano, al nadar o bucear en aguas cálidas.
Se trata de amebas muy termófilas que se desarrollan en el agua en temperaturas de hasta 45º.
Sí, de hasta 45º, es decir, desde menos infinito hasta 45º ¿o qué coño, qué eso de termófilas, amigas de qué clase de temperatura? Lawrence, acláranos este detalle. Ayer el agua del barranco estaba a menos de 45º ¿qué pasa pues?.
Michel. Eres un cabronazo.
--------------------------------------------------------------------------------------
Aunque no encontrarás sobre cómo zafarte de las amebas, pero bueno.
--------------------------------------------------------------------------------------