Un estudio constata la presencia de fauna de un gran valor en la Serra de Bèrnia

INFORMACIÓN Un estudio de fauna llevado a cabo por ABAI (Associació Benissenca Anti-Incendis) confirma la presencia de especies de fauna de un gran valor ambiental y de especies protegidas en las sierras de Bèrnia, La Solana y els Lleus. El proyecto se ha centrado en el estudio de los mamíferos carnívoros del LIC (Lugar de Interés Comunitario) Serra Bèrnia-Ferrer y han participado 15 voluntarios. Entre las especies catalogadas las hay raras como el murciélago orejudo gris. También se ha constatado la presencia de rapaces como el buho real, que es un ave de hábitos nocturnos que está en peligro de extinción, o el gavilán.
Además, de la observación y las imágenes tomadas con la técnica del trampeo fotográfico se confirma la presencia de ginetas, tejones, garduñas y mustelas, aunque sus poblaciones son escasas.
Pero, además de constatar la riqueza de fauna de estas montañas, al realizar el estudio se ha comprobado que se siguen utilizando técnicas de caza no selectivas y prohibidas como los lazos o el veneno. También se han localizado perros asilvestrados abandonados por sus dueños.
El estudio se enmarca en la campaña de voluntariado ambiental de verano que por segundo año consecutivo se ha realizado con el patrocinio del programa Volcam de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).
Este mes también ha finalizado el voluntariado de prevención de incendios forestales que se lleva a cabo desde hace más de diez años. La asociación, en el otoño, realiza actividades como el control de plagas o la colozación de cajas de nidos y de refugio para los murciélagos.

Comentarios