Barranc dels Cocons y Mines d'Ocre

Rutilla más que reconfortante. Impresionante estar metido en el barranco sin notar que ahí afuera, además de 'la verdad' del expediente 'x', hay una ciudad con políticos, ladrillos, un equipo de primera y caos circulatorio en alguna arteria principal de la ciudad. Me lleva Anna, la técnica de medio ambiente de Mutxamel. Esta ruta será un SL algún día.
Material básico para montaña (por antropovision)
Dejamos el coche en la urba Valle del Sol al final de la calle Pistilo, que es a su vez la continuación y final de la calle vall de l'Alba, y arreamos por la pista a la izquierda hasta la microrreserva Bec de l'Àguila. Seguimos recto, dejando la derecha e izquierda y vamos perdiendo altura hasta encalomarnos en el Barranc dels Cocons...
Bueno, es uno de los nuestros: de l'Alacantí, cerca de la costa, sujeto al calor, seco frecuentemente... algarrobos, hinojos, pinos, pitas por ahí, canto rodado, cárcavas...
Una vez dentro no hay más que circular por el lecho, por el cauce principal dejando algún barranco menos que te viene por la izquierda, hasta que llegamos al primer resalte y encontramos los primeros 'cocones'. Se trata de cubetas de mayor o menor tamaño formadas por la erosión que acumulan agua durante más tiempo. De esta circunstancia se aprovechan los animales -y antaño los pastores- mientras queda líquido de reserva. Digo lo de los pastores porque hace años, rulando por el monte, conversé con un pastor y me explicó que el líquido blanco, el látex, de la lletrera, las euforbias, se deja caer gota a gota en agua como la que se acumula en estos cocons y la roña se aparta como la grasa del anuncio de fairi. Después a hidratarse. Y lo he puesto en práctica y es cierto, una pasada. Y estos agujerillos son los que dan el nombre al barranco.
En esta imagen Anna asciende junto al pasamanos colocado para ofecer mayor seguridad en este paso:
MINAS DE OCRE... ¡OJITO!
Con o sin ayuda del pasamanos superamos este desnivel y dejamos allá al frente al Bec de l'Àguila, seguimos por la izquierda disfrutando del barranco y de más 'cocons' hasta llegar a una presa. La superamos por la izquierda y volovemos a circular por el barranco hasta tener a nuestra izquierda las minas de ocre.
Ojito porque algunas están a nuestros pies, rodeadas de maleza y no las ves hasta que no las tienes encima, y ojito principalmente si hay niños, que son muy cabroncetes y se meten por todas partes. Como Anna en esta foto, que se cuela en una de estas minas y a ver qué pasa si sale un cromañón...
De estas minas se extraían ocres amarillos para tintar cerámicas y fueron explotadas también durante las primeras décadas del siglo pasado.
Hace meses estuve aquí con mi buen amigo Fer y este es un enlace a la aventurilla en la que hay una referencia a las minas.
Una vez vistas, seguimos barranco arriba, si nada en el cauce lo impide (en la visita había un tremendo algarrobo atravesando el estrecho cauce) o salimos por la derecha por una sendita que, como el cauce, lleva al Camí dels Cocons. Queda poco menos de la mitad hasta el inicio y ya de otro rollo. Seguimos camino abajo dejando cualquier cruce hasta la microrreserva y de esta al inicio.
Salen 6,5k y unas 2h de caminata. Perfecto para media jornada, perfecto para ir con nanos por el poco desnivel (ojo con las minas, claro) y perfecto para meditar en la siguiente movida. Y, por descontado, amigos corredores, cojonuda para trotar. Está claro que 6,5k quizás se queden cortos, pero tengo para empalmar con la Escobella, el Maigmó, la Vía Verde... No hay problema.
Vimeo
---------------------------
Mapa, foto, perfil y wikiloc:



Comentarios

  1. Creo que ya te lo comenté en una ocasión, hace unos añitos visitaba mucho esta zona con los amigos. Ahora que estoy reaprendiendo a correr tengo pendiente hacerle una visita.

    Me parece una buena noticia que estén pensando hacer un SL por la zona.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario