14 junio 2012

Doralicantinos en el Maratón Alpino Madrileño



Estos somos Javi y yo en la cima de Peñalara. Por fin. Llevo muchos años queriendo hacer el Maratón Alpino Madrileño y ya está. No en el día que toca (este domingo 17 de junio, por cierto), con la parafernalia que toca, es decir, el día de la carrera, pero lo hemos hecho. A nuestra bola, sin arcos de salida-meta, ni avituallamientos ni xirrinupgerls. Y ha sido todo perfecto, y mucho tiene que ver el que no haya sido el día que toca.
Plantamos el campo base en Alpedrete, en casa del hermano de Javi. Excelentemente atendidos por Silvia, su cuñada, cenamos allí el lunes, madrugamos y buscamos el polideportivo de CERCEDILLA, lugar de salida del MAM.

El monigote este de hierro nos da la bienvenida a un entorno montañero, precioso y envidiable. La pasada tarde-noche ya se veía venir un mar de nubes espectacular y nos quedamos con la incertidumbre añadida de cómo será allá arriba.
Arrancamos con el cielo encapotado y seguimos el track de la organización. Todo bien salvo alguna enmerdilla, sin importancia, la verdad, nos salen 3aprox 2k más de los estipulados (44,27k), ¡poco enmerde, la verdad!
Dejamos Cercedilla y enseguida nos adentramos en un bosquete de encinas que da paso a predominio de coníferas. Pinos bestiales, preciosos. Pasamos entre el CERRO CAMORRIL y el EMBALSE DE NAVALMEDIO.

Vamos saltando riachuelos, cruzándolos de lado a lado. Fascinados con el verde fresco de los helechos. El día, lo dicho, gris, con poco brillo, muy plano, poco contraste, pero hermoso. No estoy acostumbrado a esto y saboreo cada granito, cada hierba, cada canto de pájaro, cada boñiga y todo lo que se pone ante mis ojos. Javi se empeña en que toree…

… pero hoy no le voy a dar la alternativa. Estos bichos pesan mucho, parecen muy tranquilos con su cencerrazo colgando, sus chuletones en potencia… Pero son auténticos 4x4 con un par de armas de destrucción masiva que hoy no voy a tentar, ni mañana y espero que nunca (¡no al toreo!).
Alternando sendas y pistas nos plantamos en el PUERTO DE NAVACERRADA, primero en su estación…

2º de vellón, aunque vamos templados por el trote y el ascenso. Aquí la nube ya está sobre nuestras cabezas. No vemos las partes más altas de los edificios. Seguimos el track y nos conduce a los últimos remontes de la pista de esquí. En el mismo puerto zumba impenitente el viento y decidimos abrigarnos cabeza, manos y torso. Empezamos a subir por las pistas ya en la nube, sin ver un pimiento para ningún lado. Llegamos al final del remonte y encaramos la pista que lleva a la BOLA DEL  MUNDO. Un waypoint me dice que estamos en la misma Bola, pero no le vemos. A la vuelta descubriremos que hemos pasado a 20 metros y ni nos hemos enterado.
Zumba un ventarrón que invita a largarse, y así lo hacemos. Descendemos igualmente por las pistas, salimos y nos metemos en un sendero y el paisaje se abre, se ve profundidad entre las nubes…

Un precioso contraste entre el verde, el amarillo y el colorao de la chupa de Javi. No me importa el mal tiempo, me gustan la cara y la cruz, pero la contrapartida es que no aprecio el territorio como quisiera. Estoy disfrutando pero lamentaría profundamente no haberme llevado un espectáculo de montañas y valles en mi retina. Volveré a por él si hoy no puede ser… Y si no, igualmente.
Nos cruzamos con un tipo que está haciendo parte del recorrido como entrenamiento para el domingo. Vamos bien, estamos cerquita de Fuente Cotos.
En la imagen de la derecha se aprecia el PUERTO DE COTOS a la izquierda y la otra certifica la presencia de los abajo firmantes.

Pegamos un trago en la fuente y superamos la valla del Parque Natural. Precioso ref. del Club Alpino Español, excelente montaje, estupendo aparcamiento, asfaltado acceso a las pistas de esquí y maravillosa senda que bordea por el oeste la HERMANA MENOR, deja a la izquierda la PEÑA CITORES, accede al collado que separa la Hermana Menor de DOS HERMANAS y asciende a Peñalara. Lo veo en el mapa, sobre el terreno ni una mierda, cero visibilidad, navegación con el gps 100x100. ¡Qué lástima!...

A la izquierda Javi fantasmagóricamente plantado sobre PEÑALARA, a su lado ambos masticando hielo del cartel que hay pelín más abajo. Creo que entre el viento y el frío, la sensación térmica fácilmente puede poner el ambiente a -10º. El pelete es considerable. Las fotos nos dejan los dedillos de las manos heladitos, hay que salir ‘a to trapo’.
Regresamos sobre nuestros pasos hasta el collado antes citado y buscamos por el SE el zigzag que lleva a Cotos nuevamente. Conforme descendemos se va abriendo el mundo. En la bajada planeamos hacer un avituallamiento en toda regla en el bareto de COTOS. Llevamos pan, jamón y queso, la comida de los campeones.

A dos euros el botellín de quinto nos hincamos dos por barba, eso sí, sin alcohol, por si le da por ponernos tontos. En el ratillo que almorzamos el cielo comienza a abrirse, seguimos sin apreciar lo recorrido pero entre nubes vislumbramos lo que nos queda por delante. Arreamos. Pasamos de largo sin apreciarlo el refugio Pingarón y nos colamos en el CIRCO DE LAS CERRADILLAS. Salimos del bosque botando como cabrillas entre los riachuelos y levantamos el cuello para ver mejor el TUBO DE CABEZAS. Es el costarrón más potente del recorrido. Reductora y paciencia. De vez en cuando la mirada atrás porque el paisaje se abre con la altura y las nubes nos dan un respiro.

Chino chano llegamos a CABEZA DE HIERRO MENOR. Sigue bufando el viento pero nos resguardamos con la magnífica Pedriza a nuestros pies. Acojonante. Madrid a tomar por saco y mirando atrás lo recorrido, esto:

Se aprecia Peñalara con los neverillos a sus pies, Dos Hermanas, etc. Y a la izquierda de la pano Javi rematando el Tubo.
En Cabeza de Hierro menos volvemos a tomar un respiro. Ahora ya me voy más feliz. Me hago una clara idea de por dónde he ido. Me encanta esto, es bestial…
Por cierto, aquí las lagartijas son muy amigables…

Esta me dejó arrimarme bastante a ella. Le echaba trocitos de barrita y se los comía, habrá engordado seguro, se comió unos cuantos…
Hacia el Oeste picandillo Sur apreciamos la CUERDA LARGA y al final la BOLA DEL MUNDO nuevamente, con los cohetes de Tintín como dice Javi.
Enfilamos la cuerda pasando por los collados de VALDEMARTÍN y GUARRAMILLAS (imagen izquierda) y llegamos al complejo espacial este que tanto le ha molado a Javi. Esto es lo que no vimos de subida y tuvimos a escasos metros.

Esperamos un rato pero no despega nadie, hoy no es día de viajes…
A partir de aquí el camino es el mismo que hemos hecho de subida. Un gran descenso hasta el PUERTO DE NAVACERRADA y CERCEDILLA.
Ahora sí lleno mis ojos con el verde fresco y contrastado del bosque, de los helechos, de los brillos del agua de los arroyos bajo el sol. Es precioso. 

Es una bajada disfrutona, por sendas cómodas de transitar. Dejamos el EMBALSE DE NAVALMEDIO Navalmedio a la izquierda y descendemos junto al riachuelo hasta Cercedilla con el calorcito de la tarde recargando nuestras pilas, hemos pasado frío allí arriba esta mañana.
Entramos en el casco urbano y nos aborda una simpática joven, estudiante de fotografía a quien su profe le ha encargado una reportaje sobre ‘la vida en un banco’. No sé si me mandará la foto, pero nos echamos la última los tres... 

Y sí, ahora ya sí, a por el refrigerio… Un mesoncito con terraza nos zampa como la ballena a Job. Cervezas, olivitas, patatíviris, panceta con patatas… No tardaré en reponer lo consumido, a mí no me cuesta nada.

LOS DÍAS DE CARRERA
Son disfrutotes los días de carrera. Ves colegas, admiras o no las organizaciones. Vas más a saco confiado en que hay avituallamientos, personas, seguridad…
Pero tanto, ni más ni menos, sí muy diferente el hacerlas por libre. Navegar, mirar mapas, cargar tus propios recursos. Saber que algo puede escaparse de lo previsible, algún despiste, los enmerdes. Sentarte en una cima completamente solo y disfrutar del horizonte.
Llevo algo más de un par de años haciendo esto con frecuencia y creo que no podría pasar sin ello. Hay recorridos ya establecidos. Otros, los más espectaculares, los que he trazado mirando un mapa y realizado en petit comité. ¡JODER! ¡Qué feliz he sido!... Y ¡qué feliz voy a seguir siendo!.

EL RECORRIDO: Cercedilla – Cerro camorril – Puerto de Navacerrada – Bola del Mundo – Puerto Cotos – collado entre Hermana Menor y Peña Citores – collado entre Hermana Menor y Dos Hermanas – Peñalara – regreso anterior collado – Cotos – Circo de Las Cerradillas – Tubo de Cabezas – Cabeza de Hierro Menor – Cuerda Larga – Bola del Mundo – Pto Navacerrada – Cercedilla

PERFIL, WIKILOC y EVERYTRAIL:




3 comentarios:

Hortensia dijo...

El año pasado esta carrera me impresionó, los paisajes cambiantes, la inmensas piedras,helechos. Al día siguiente fui a perderme a Segovia y me di un homenaje para recuperar sumergiéndome en su gastronomía. Así que pase un fin de semana intenso. Aunque si exiten alternativas como esta, en la que eliges buena compañía y estás rodeado de infinitos lugares donde cuadrar la foto a tu aire, la carrera es meteórica. Gracias por recordarme la inmensidad de esta sierra. Espero pronto nuevas andanzas.

AtalantasWeb dijo...

Dentro de dos horas salgo a seguir vuestras huellas. ¿¿Has dicho -10 ºC??

Javi Wine dijo...

un placer como siempre poder disfrutar de tan grata compañia!!
pero, eso si!!! ya la tenemos fichada para ir todos......para fliparla!!!!