15 octubre 2012

El Portell: Sin duda, un lugar mágico...

Pedro me avisa de que le ha llegado un ineludible mensaje del Holandés Errante (entre otras pistas dejaba las siguientes: ..."ruta sólo para expertos aventureros... necesaria habilidad... y una pizca de locura". ¿Qué más alicientes necesitábamos?).
Siempre con la piñata por delante ¡SIEMPRE!
Son unas huellas que hay que seguir para alcanzar un lugar que hacía años teníamos entre nuestros objetivos. Es una puerta en el cielo que alguna vez en la vida hay que atravesar: El Portell, el 'bocao' del Puig Campana, la Brecha de Roldán... Toda la vida ahí, toda la vida queriendo alcanzarlo y ahora, con el mapa que nos brinda el Holandés Errante no podemos dejarlo escapar.
El 'bocao' desde Aitana.
Aproximadamente a mitad Carreró o Barranc de les Marietes hay que buscar los riscos de la izquierda, por donde se desciende del final del Espolón Central. Entre un 3º y un 4º grado trepamos. Ascendemos de jardín en jardín, de cornisa en cornisa entre la áspera caliza, hasta seguir una pedrera a la derecha que nos encarrila a ese lugar mágico que buscamos.
Es mágico, diferente... así lo veo en momentos de 'lucidez'
Tengo tantas películas en mi cabeza que temo llevarme una desilusión. Pero vamos disfrutando tremendamente, charlando, parando a divisar todo el paisaje que gana gracia con la altura.
Vemos lo que nos parecen marcas de una gran espada, huellas de las patas de platillos volantes, de esos que dicen suelen posarse en este tajo para estudiar a los terrícolas. Hasta me parece ver restos de las excursiones de los marcianos entre las matas y las piedras del Portell... ¿será que son tan guarros como nosotros?
Pero antes de empequeñecernos entre aquellas paredes tan llenas de leyenda ascendemos al pico más sureño.
Fascinante es poco... No le hacen falta ufos
Que no os lo cuenten, que no os digan cómo raspa esta caliza, que no os describan lo frío del viento ni las sensaciones del precipicio a vuestros pies... ¡Que no os relaten cómo sabe la vida!
Abandonamos este picacho para, por fin, cruzar la frontera, para entrar en otra dimensión. Efectivamente, hay rastros de otros seres... Coño, llevan subiendo aquí desde hace más de 50 años.
Llegamos al Portell
Todo ha sido una mentira. No hay sablazos por ninguna parte ni marcas de las patitas de aquellas naves interestelares. Pero no hacen falta. La leyenda y el misterio se quedan cortos. Estoy fascinado por este lugar. Es un excelso collado venteado con impresionantes vistas a ambos lados e impactantes tapias en los otros dos. Es un lugar de los de pasar la noche con buena compañía, con buena conversación.
El Portell del Puig Campana
Es un lugar mágico que no necesita de parafernalia para reivindicar su grandeza... ¡Que no te lo cuenten!
-----------------------------------------------
Así nos lo relata el Holandés Erante: El Portell del Puig Campana. Imprescindible referencia.
Aquí la leyenda y su historia: El Puig Campana y el Tajo de Roldán.
-----------------------------------------------
LA RUTA: Ascenso al Portell del Puig Campana: Font del Molí - Carreró o Bco Marietes - Portell...
Ascenso: A cierta altura del Carreró (975msnm) y a la izquierda hay un pedrolón con un punto rojo. Lo alcanzamos y seguimos más puntos rojos... Con sensatez e intuición no nos costará seguir el rastro a veces, senda otras y estos puntos y otros, una pareja de verdes que se suceden hasta arriba. El segundo wp marca un giro a la derecha vaguada arriba. Es característico un paso entre una piedra separada de la pared en pico, si lo superáis váis mal, lleva a la salida del Espolón Central, entre otras vías. Lo dicho, vaguada arriba, pedregalillo, rocas, carrascas. Un punto rojo marca el ascenso al picacho, nosotrros ascendimos un poco más por la derecha, por ese bajamos, vamos rodeando la pared hacia el norte y llegamos al Portell.
El descenso: Los trk no clavan al metro y en este terreno un metro más o menos es un precipio más o menos. No vale meterse en el abrigo de la izquierda según se mira el mar... bueno, sí para fisgonear. El descenso es de cara al mar. El buen observador pronto hallará rastros e hitos que le conducirán al paso más delicado donde está el cable. Se puede destrepar, bajar con trastos de ferrata o rapelar, está bien instalado para esta tercera opción que fue la que seleccionamos.
* Aquí en mi wikiloc.
*Aquí en mi Everytrail:

Portell del Puig Campana


EveryTrail - Find hiking trails in California and beyond


1 comentario:

fer dijo...

Muchos años llevo soñando con hollar ese mágico rinconcito... pensaba que no era posible sin equipo de escalada, pero ya veo que sí... habrá que dejarse caer a echar un ojo... :)

Por cierto, estoy yendo con Rafa, de momento tiene buena pinta, ya te contaré, gracias por la recomendación! ;)