26 septiembre 2014

¿Sabes atarte BIEN las botas?


¿Sabías que el calzado se ata de diferente forma en función del tipo de terreno, de su inclinación, de si es más o menos técnico? ¿O que determinado tipo de acordonamiento favorece más o menos la transpiración del pie? En esta antropotutorial te aclaramos estos y otros aspectos sobre cómo atar el calzado de montaña.

IDEAS CLAVE:
- Podemos atar de forma independiente el empeine y la caña según ascendamos o descendamos.
- Para ascensos dejamos la caña 'libre'. Nuestro pie transpirará más a través de la lengueta.
- Para descensos y/o terrenos técnicos aseguraremos también la caña.
- 'Guardaremos' los sobrantes de la cordonera para evitar enganchones y caídas.
- Jamás ataremos la bota por detrás del talón, nuestro Tendón de Aquiles nos lo agradecerá. 

No dejes de ver:

AYÚDANOS A HACER LAS MONTAÑAS MÁS SEGURAS

No hay comentarios: