Kirguizistán, ojalá...

En el 2004 estuvimos en Kirguizistán para ascender al pico Lenin (al final de este enlace hay noticias de KG). Fue una experiencia impresionante que marcó mi vida. Desde entonces pocos días cuento que no tenga en mente alguno de los episodios de aquella aventura.
Desde entonces un pedacito de mí anda por las tierras de los kirguices. Sigo de cerca los convulsos momentos que vive aquel maravilloso país y me entristece pensar que haya violencia entre sus gentes, por sus calles...
Ahora mismo soy capaz de visualizar los paseos que pudimos dar por Osh y Biskek. Las sonrisas de sus gentes están en mi mente ahora. Me acuerdo de las miradas en los mercados, de sus calles sombreadas por espléndidos árboles, del agua que corría junto a sus aceras y de las montañas nevadas que aparecían al fondo cuando con la vista iba siguiendo los regatos.
Joder ¡qué país!. Cuando emprendimos rumbo al campo base me fascinó aquel territorio, su paisaje, sus llanuras, sus ríos. Y su gente... aquel gorro blanco, las yurtas, los robustos caballos... y su gente.
Me gustaría volver para recorer este país en bicicleta, de forma pausada, saboreando cada esquina, cada curva, cada valle. Y disfrutar de la hospitalidad de su gente al calor de una yurta.
Os recomiendo visitar este lugar. Ya sé que ahora, con esta situación, no le apetece ir a nadie, pero no os lo perdáis. Es fascinante (meteré algunas fotillos).
Estas leches de razas, etnias, religiones y demás lacras tenemos que superarlas.
Un fuerte abrazo para todo este país.
---------------------------------------------------
* KG en wikipedia.
* Turismo en KG.
* KG en lonelyplanet.
---------------------------------------------------
Así construyen una yurta. Han cargado con unos palos enarcados que encajan unos con otros formando un entramado del que cuelgan unas lonas hechas con pelo de caballo. Es una tela muy calentita. Tengo unas plantillas hechas de esta lona que no sé si podré extrenar en Alicante. Si te pones en el centro de la yurta y miras hacia arriba ves el dibujo que hay en su bandera, esa especie de sol. En una de estas comíamos y nos hacíamos las fiestas en el campo base y el 1. En el centro tenían una chimenea y alrededor estaban las mesas y los bancos. En las que vivían ellos había alfombras como las que muestran las mujeres de la foto siguiente.







Comentarios